Cómo explicar el TDAH en el aula

math-1547018_1920
Imagen de Chuk Yong en Pixabay

Muchos profes comentan que les resulta difícil normalizar las situaciones de diversidad en el aula.

Durante este verano, se me ocurrió una dinámica para explicar el TDAH en el aula, inspirada en un tuit de @quiquesr que se hizo viral. En él, el autor explicaba a un alumno cómo sus síntomas de TDAH podían también ser considerados como potencialidades en otros contextos, de tal forma que el niño no los viera como un estigma y los normalizara. Le explicaba que él era como un cazador en un contexto, el cole, que era como una granja y que esperaba las virtudes de los granjeros.

La idea provenía de un libro de Thomas Armstrong cuya lectura recomiendo porque, además de normalizar la neurodiversidad (no solo el TDAH), pone el acento en las potencialidades de la misma y no en las carencias (puedes ver la referencia al final de la publicación).

En el capítulo relativo al TDAH, Armstrong explica como esta forma organización del cerebro, con síntomas de hiperactividad, capacidad de distracción e impulsividad, podrían suponer una ventaja en tiempos prehistóricos.

En aquel momento, un cazador tendría que estar atento a todos los estímulos que le rodean para detectar a su presa y evitar los peligros (tarea en la que una persona con TDAH podría ser muy exitosa). Junto a ellos, estarían los recolectores, que tendrían que hacer uso de la planificación (qué esperar cada época del año, dónde se encontrará cada fruto…), la atención focalizada y una actitud más sedentaria (los frutos no se van a escapar ni amenazar nuestra vida).

Partiendo de esta analogía, se podría organizar una dinámica de aula tratando aspectos como:

  • Las principales ocupaciones de una sociedad prehistórica y las características que se debían tener para cada uno de ellas. Con alumnado más mayor, puede ser una lluvia de ideas, mientras que con los más pequeños, puede ser más adecuado utilizar tarjetas con las características y que ellos decidan con qué ocupación se corresponden, cazador o recolector, pegándolos en la pizarra.
  • Razonar si ambas ocupaciones eran igual de necesarias para la sociedad.
  • Escenificar la labor de un cazador y de un recolector en el aula.
  • Preguntar cuántos se sienten más identificados con los cazadores y cuántos con los recolectores.
  • Hacer un listado de cosas que se hacen en el cole y establecer una relación con los roles de “cazador” y “recolector”. Ejemplos de tareas serían: hacer los deberes, preparar un examen, hacer una carrera en educación física, jugar un partido de fútbol en el recreo…
  • Buscar profesiones actuales que requieran cualidades de “cazador” o “recolector”.
  • Hablar sobre fortalezas y debilidades y cómo se puede tratar de mejorar en aquellos aspectos en que no somos tan buenos. Si l@s chic@s son más mayores, se puede intentar un análisis DAFO (debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades) para estudiar el punto de partida de cada uno y las posibilidades de mejora. Tienes un ejemplo aquí.
  • Finalmente, y aunque en principio no soy partidaria de hablar de la etiqueta diagnóstica de ningún@ alumn@ en concreto, si el niñ@ desea poder hablar sobre el tema delante de la clase, podemos normalizar el TDAH diciendo que se trata de una organización diferente del cerebro, ni mejor ni peor, pero que destaca en actividades con más movimiento y le cuesta más actividades más sedentarias y de atención focalizada. Y, si el niño lo desea, darle la oportunidad de comunicar cómo se siente o leer un cuento/historia sobre el TDAH. Te dejo algunos ejemplos de posibles lecturas aquí.

Creo que se podrían realizar muchas actividades a partir de esta analogía, así que si se te ocurren más ideas, no dudes en dejarlas en los comentarios del post.

Fuentes:
TDAH, cazadores en la granja, de Enrique Sánchez
“El poder de la neurodiversidad”, de Thomas Armstrong. Puedes leer una reseña aquí.
Anuncios

Los miedos a través de los ojos de l@s niñ@s

miedo_infantil

Todo el mundo tiene miedos que le generan ansiedad, bien a cosas pequeñas como a las arañas, bien a cosas más grandes como el miedo a perder nuestro puesto de trabajo o a un ser querido. Los síntomas fisiológicos de esta ansiedad son: palpitaciones, sudoración, opresión en el pecho, ganas de salir huyendo…

En el caso de los niñ@s estos miedos tienen ciertas peculiaridades debido a su edad, que conviene tener en cuenta:

Leer más “Los miedos a través de los ojos de l@s niñ@s”

Cómo nos hablamos a nosotr@s mism@s

como_nos_hablamos

Si un buen amig@ te comenta que le ha salido mal un examen después de prepararlo mucho, ¿qué le dirías? Posiblemente, le harías ver que lo más importante es lo que ha aprendido en el proceso, que habrá otras oportunidades de examinarse o que su valía no se reduce a una nota.

Sin embargo, los mensajes que nos mandamos a nosotr@s mism@s, ante la misma situación, son muy distintos. Suelen ser frases del tipo “soy un desastre“, “todo me sale mal” o “nunca aprobaré este examen“. Y lo peor es que, muchas veces, de tan repetida que ha sido esta dinámica a lo largo de nuestra vida, ¡ya no somos ni conscientes de ellas! Solo somos conscientes del malestar que nos producen y del bucle negativo en el que nos estamos metiendo.

Leer más “Cómo nos hablamos a nosotr@s mism@s”

10 razones por las que me emociono al ver premiar a Campeones

jesus_vidal_premiosgoya
Jesús Vidal posando para rtve

Porque he conocido muchas madres coraje como la de Jesús Vidal.

Porque he vivido la lucha de much@s chic@s discapacitad@s por superarse y por sobrevivir en una sociedad poco adaptada a la diferencia.

Porque es difícil ver discapacitad@s en el cine pero es que también es difícil verlos en cualquier sitio (¡Son tantos los obstáculos!).

Porque para subir las escaleras sin dificultades, Vidal tuvo una acompañante pero cuando se apagan las cámaras, quedan su 10% de visión y sus recursos para apañárselas.

Porque, por cada centro ocupacional y piso tutelado que se ve en la peli, hay muchas familias luchando por encontrar recursos para sus hij@s.

Porque el discurso de Jesús Vidal, defendiendo la inclusión, la diversidad y la visibilidad, ha sido tendencia en los medios y en las redes sociales.

Porque la inclusión empieza en los centros educativos y ¡queda tanto por hacer!

Porque quieres pensar que tu granito de arena, en una suerte de “efecto mariposa”, está sirviendo de algo.

Porque, entre implicarme o tomar la salida más fácil, mis padres siempre me aconsejaron hacer lo correcto.

Porque no puedo mirar hacia otro lado.

Puedes ver el discurso de Jesús Vidal aquí.

Y puedes conocer mi opinión sobre la película Campeones, aquí.

Por 13 razones… y el rol del orientador

 

orientador_por13razones

Empecé a ver esta serie, en la que una adolescente explica los motivos que le llevaron a suicidarse, por la polémica que suscitó en su día sobre si podía incitar a l@s adolescentes a quitarse la vida.

Mi opinión personal es que, en la mayor parte de los casos, el suicidio está motivado por la desesperación derivada de una enfermedad mental como la depresión y que, en la mayoría de los casos, es difícil de detectar la profundidad del pozo en el que se haya sumida la persona que lo hace.

Por otra parte, el suicidio es algo real y de lo que hay que hablar, precisamente para poder ayudar a estas personas. Hoy en día, se trata de un tema tabú del que ni siquiera las familias que lo han sufrido, son capaces de hablar de ello.

Leer más “Por 13 razones… y el rol del orientador”

¿Por qué se cortan?

feet-349687_1280

Últimamente, ha habido un cierto efecto contagio en el centro en el que trabajo con las autolesiones, lo que me ha llevado a informarme más sobre el tema.

Las autolesiones más frecuentes son en forma de cortes o arañazos en la piel, normalmente, de los brazos y de las piernas. Si bien es cierto, que es un comportamiento bastante inquietante para las familias o para el profesorado, en la mayoría de los casos se realiza “por probar” qué se siente y no suele estar ligado a una intención de quitarse la vida.

Leer más “¿Por qué se cortan?”

Fatiga emocional

quemarse

Las personas que realizamos una profesión social o que tratamos con problemas tenemos una mayor propensión a quemarnos o agotarnos (los anglosajones lo denominan burnout emotional exhaustion). El cansancio mental y el estrés llegan a provocar síntomas físicos de ansiedad, falta de energía, irritabilidad…

Leer más “Fatiga emocional”